Seleccionar página

Los 10 mejores lugares del Restaurant Week

La tercera edición del Restaurant Week vuelve a unir solidaridad y gastronomía en este evento de fama internacional, que cada año tiene lugar en ciudades como Nueva York o Lisboa.

En esta edición del Restaurant Week se celebrá del 25 de octubre al 12 de noviembre en más de 300 establecimientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga.

Una experiencia única para poder dar rienda suelta al sentido del gusto sin hacer temblar a nuestros bolsillos. Basta con reservar a través de la App de El Tenedor para disfrutar de menús exclusivos a un precio fijo, reducido y donde 1 euro de cada uno de ellos se destinará a proyectos solidarios de la ONG Ayuda en Acción. 

Atlántico de Pepe Solla

Fotografía por La Gastrónoma

Menús exclusivos a un precio fijo, reducido y donde 1 euro de cada uno de ellos se destinará a proyectos solidarios de la ONG Ayuda en Acción 

Menús especiales a 25 euros

La Salita de Begoña Rodrigo (Valencia)

La ganadora de una de las ediciones de Top Chef, Begoña Rodrigo, es uno de los nombres más sólidos entre los jóvenes chefs que apuestan por la cocina vanguardista en España. Y su restaurante La Salita es un lugar de visita obligada para todos aquellos que amen la cocina creativa de raíz mediterránea capaz de sorprender y emocionar a partes iguales. En el agradable comedor de este local luminoso y siempre concurrido, Rodrigo apuesta por una fórmula que le ha funcionado a la perfección desde su apertura en 2005: un menú degustación cerrado con diez propuestas, en el que vamos a encontrarnos desde los guisos de siempre (olla serrana en croqueta y su consomé) a platos de inspiración internacional (quiche Lorraine con mousse de salmón y huevas de trucha) y otros cuya originalidad nos sacará una sonrisa.

El restaurante es perfecto para cualquier ocasión, desde un compromiso laboral o familiar, una velada romántica, o para ese ‘porque yo lo valgo’ que tan bien sienta de vez en cuando. La profesionalidad del servicio, una carta de vinos notable y una presentación siempre impecable han enamorado a los responsables de la Guía MICHELIN y a miles de comensales desde hace más de una década.

Atlántico de Pepe Solla (Madrid)

Un trozo de Galicia a Madrid. Así define Pepe Solla el restaurante Atlántico, una luminosa traslación de una casa de comidas gallega al corazón del barrio de Salamanca. Con una decoración de resonancias marineras, en blancos y azules, propone una carta en la que la materia prima manda. El sabor de la costa Atlántica se traduce en platos como el jurel marinado y escabechado dentro de cataplana galega o las navajas lima-limón. El pulpo no falta, braseado a la llama, y arropado por una crema de cebolla y chirivía.

Hay clásicos del picoteo como la ración de empanada del día o las croquetas de marisco o emblemas gallego como el caldo con guarnición. Las estrellas del menú son los pescados con la merluza de Celeiro, servida al vapor o la caldeirada de corvina, con un punto de picante. Solla se permite innovar en el bacalao, con pack choy, pero también con papada y caldo de jamón ibérico. Para los carnívoros, entrecot de vaca gallega o estofado de jabalí con castañas. Recetas que provocan morriña, aunque uno no sea galego de nacimiento.

 

Informal by Marc Gascons

Fotografía por Informal

Informal by Marc Gascons (Barcelona)

El pequeño hotel The Serras cuenta con un emplazamiento privilegiado –frente al puerto, con vistas al mar–, con un encanto indiscutible que enarbola la bandera de la informalidad bien entendida y con un restaurante en la planta baja donde vamos a disfrutar de una gastronomía de excepción de la mano del chef Marc Gascons. Informal by Marc Gascons es la casa que el chef de Els Tinars, en Llagostera (Estrella Michelin 2008) tiene en Barcelona y es, sin duda, un lugar a la medida de un chef que apuesta por una cocina fresca, informal y moderna. Una cocina en la que abundan los productos de km 0 de primera calidad, y que conjuga a la perfección los platos de raíz mediterránea y aquellos más representativos de la tradición catalana.

Reservar mesa en su agradable comedor acristalado, con vistas a la calle, es siempre un soplo de aire fresco. Y es que Informal es ese restaurante que destila lujo sin que los precios sean desorbitados, que nos invita a dejarnos cuidar por un equipo sobradamente preparado sin que por ello tengamos que calzarnos los tacones o ajustarnos la corbata. Es, al fin, un restaurante informal en el mejor de los sentidos, que parte de la alta cocina para despojarla de ceremonia y adaptarla a la Barcelona contemporánea. Todo ello con una carta fuertemente marcada por la temporalidad en la que destacan, entre otros manjares, una bravas de órdago.

La Taberna del Alabardero (Sevilla).

Taberna del Alabardero abrió sus puertas hace 22 años en Sevilla. Este señorial restaurante, sede de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, no deja indiferente a aquel que lo visita, ni por su esmerada gastronomía, ni por la estupenda situación, a un paso del centro histórico de la ciudad.

Ofrece una cocina internacional, con productos de mercado donde destaca su excelente calidad llena de tradición y modernidad. En este restaurante degustarás platos exquisitos, elaborados con mimo por el equipo de cocina.

Taberna del Alabardero cuenta con una decoración tradicional y un servicio personalizado que le dan al lugar una sensación de familiaridad y saber hacer, otorgándole un encanto singular. Es un local muy acogedor donde la confianza, el buen trato y por supuesto, el buen sabor, hacen que el público siempre repita.

 

 

Caelis Barcelona

Fotografía por www.caelis.com

Menús estrella Michelín a 45 euros

Caelis (Barcelona)

En plena Via Laietana, unos ojos (literalmente) nos divisan desde un bello palacete de fachada neoclásica que ha sido sometido a diversas intervenciones a lo largo de los años. La última de ellas, a cargo del estudio Alonso & Balaguer, fue destinada a albergar el Ohla Barcelona, un exquisito hotel boutique de cinco estrellas cuya oferta gastronómica y coctelera es toda una joya. Su restaurante gastronómico, Caelis, Estrella MICHELIN 2005, es un buen ejemplo de alta gastronomía con acento francés de la mano de un chef, Romain Fornell, que lleva tantos años viviendo y trabajando en Barcelona que se ha convertido a su vez en el mejor de los conocedores de la gastronomía local.

Pese a la calidez y sobriedad de un interior con hermosos suelos de madera y una barra con capacidad para 14 personas desde la que se puede contemplar la cocina, la propuesta de Caelis es un dechado de creatividad, que bebe de la tradición mediterránea para salpicarla de pinceladas francesas. Este compromiso se nota en platos como la lubina au beurre blanc de guisante con un velo al estragón o una Tatin irresistible.

Nectari (Barcelona)

Muchos restaurantes catalanes se han convertido en el lugar de peregrinaje obligatorio para los amantes de la cocina y para los gourmets de todo el mundo, debido a la tradición culinaria, a la variedad de de sus productos del entorno mediterráneo y, como no, al constante afán de sus cocineros por innovar e investigar.

En el restaurante Nectari, Jordi Esteve refleja de una forma clara el equilibrio entre la cocina creativa e innovadora y la cocina tradicional de producto. Nectari goza de una cocina honesta y de un trato amable y cercano, donde Jordi, su equipo de cocineros y el personal de la sala, tienen como máximo objetivo complacer a los comensales y hacerles disfrutar de la estancia.

 

Angle by Jordi Cruz

Fotografía por www.anglebarcelona.com

Angle by Jordi Cruz, Xerta (Barcelona)

Si uno conoce mínimamente la cocina de Jordi Cruz la sentirá nada más cruzar la puerta de Angle, su restaurante ubicado en pleno Eixample barcelonés cuya propuesta se encuentra más cerca de la alta cocina de ABaC que de la informalidad de Ten’s, su espacio de tapas y platillos del Born. La de Angle –el restaurante que comenzó su andadura en Sant Fruitós de Bages y que ahora se encuentra en Barcelona– es una alta cocina de autor basada en el producto. Una cocina que ostenta una Estrella MICHELIN gracias a ese genio casi sobrenatural de un chef que sabe combinar la precisión técnica con la intuición y la inteligencia, y la tradición con la vanguardia.

El chef mediático por excelencia (con permiso de David Muñoz), propone aquí dos menús degustación cerrados que exploran lo mejor de la tradición mediterránea y catalana y la despojan de cualquier artificio innecesario. Todo ello, en un espacio minimalista ubicado en la primera planta del Hotel Cram, decorado con grandes cortinajes blancos, neutro en el mejor de los sentidos, donde la gastronomía es el principal centro de atención.

 

Chirón, Valdemoro

Fotografía por Restaurante Chirón

Hofmann (Barcelona)

Sin duda, la gastronomía barcelonesa contemporánea no sería lo que es sin la figura de Mey Hofmann, que ha sido la encargada de forman en su prestigiosa Escuela de Hostelería a algunos de los chefs más reputados del momento. Con un know how propio e imbuida por la fuerte personalidad culinaria de su creadora, la escuela, abierta en 1983, dio lugar a la creación del restaurante homónimo en la zona alta de Barcelona, un lugar donde se refleja todo el saber que atesora la escuela y en el que los alumnos realizan sus prácticas. El espacio ideal para conocer de primera mano, a precios más que razonables, a esos chefs que en el futuro ocuparán, sin duda, todas las portadas.

Con un gran comedor y dos salones para grupos, con capacidad para entre 7 y 10 personas, Hofmann presume de un cuidado interiorismo, de una cocina a la vista y de un equilibrio perfecto entre clasicismo e informalidad, lo mismo que la cocina de su creadora. Porque la de Hofmann es una cocina con empaque, de presentaciones exquisitas, que parte del recetario mediterráneo y tradicional catalán para fusionarlos, si es necesario, con las técnicas más innovadoras. Todo ello, con unas materias primas siempre de calidad suprema y un profundo respeto por la cocina de nuestras abuelas.

Chirón (Valdemoro, Madrid)

En pleno centro de Valdemoro, los hermanos Muñoz, que forman la cuarta generación de restauradores y que gracias a su buen hacer y esfuerzo, han hecho realidad que Chirón haya conseguido la tan preciada Estrella Michelín, así como dos soles de la Guía Repsol y dos M de Metrópoli.

Chirón es una de las mejores opciones para comer a las afueras de la capital. Comer a la carta es toda una experiencia (cocina tradicional, con raíces manchegas, pero completamente actualizada en técnicas y presentaciones).

 

GASTRONOMÍA  I  RESTAURANTES

GASTRONOMÍA

EL FOGÓN DE JESUSÓN

A %d blogueros les gusta esto: